RSS

Las quiero como amigas (si claro jajaja)

24 Mar

body-language-the-office

A lo largo de mi vida he trabajado en distintos lugares, con distintas personas pero la mayoría de las veces interactuaba con un muy reducido número de éstas y a veces con ninguna.

Así era yo.  Solo seguía ciertos parámetros y todo normal, eso sumado a  mi jodida personalidad que me hace amar el delicioso aislamiento.

Puede que eso no esté bien y por eso, cuando hace 4 años llegue a trabajar al turno del poder judicial en horario de la madrugada, pensando que sería igual de tranquilo y solitario, pero me llevaría una gran sorpresa, las cosas cambiarían radicalmente.

Nunca encajé con mis compañeros varones; lo admito nunca me lleve ni bien ni mal con ninguno, simplemente nunca hubo conexión, no compartía ningún tipo de gusto ni afición y debo ser sincero que yo tampoco hice esfuerzo alguno para profundizar algún tipo de relación en ese aspecto. Simplemente nos sobrellevábamos. Eso creo.

Por el contrario, con mis compañeras de trabajo de estos últimos 4 años si hice verdaderas conexiones (no las que piensan) que me han llevado a cuestionar mi forma de ser, de pensar, de reaccionar y hasta de querer.

He sido testigo presencial de dramas, romances y verdaderas tragedias humanas en ese universo que es el centro de trabajo, y aunque suene cursilón tengo que decir que ha sido una de las experiencias más enriquecedoras de mi vida.

He tenido el privilegio de que mujeres alegres, divertidas, gruñonas, locas, algo despistadas me permitan ingresar a sus vidas y vivir un poquito con ellas desde un punto de vista masculino y racional  su día a día y enseñándome que a pesar de dármelas de muy lógico sigo siendo un huevonazo intentando conocer a las mujeres.

Sería flojo relatar todo lo que pasé pero haré el intento de describir a cada una.

Con Carla nos conocimos poco y a todos nos fregaba su forma de ser pero cuando por circunstancia del turno laboral comencé a cruzarme más con ella descubrí a una persona muy especial con un carácter también muy especial; lastimosamente debido a problemas externos, la despidieron y perdimos contacto.  Donde quiera que esté trabajando en éste momento estoy seguro que estará jodiendo la paciencia a todos como ella solo lo sabe hacer.

Recuerdo con especial aprecio a la loquísima Kathy: personas como ella no están hechas para trabajar ni en el turno de madrugada, ni de tarde ni de día, pero admito que sabía desenvolverse a su manera con su propio estilo, renunció al poco tiempo y se fue por mejores rumbos. Aunque siempre pensé que la despedirían primero, hubo un montón de oportunidades que pensé que pasaría (y no, no pasó) Si lees esto te mando un abrazo y un besote,  continua divirtiéndote y trabajando claro.

También estaba la incansable Sofía y su admirable lucha por apoyar y sacar adelante a su familia. La recuerdo especialmente porque fue la mujer que me impulsó a seguir un camino que nunca imagine que tomaría, su apoyo y paciencia fue vital para mí en los primeros meses de trabajo en éste turno; aunque a veces se descontrolaba por cosas que para mí no me mueven ni un pelo, es tan buena persona que deseo fervientemente que no se haga líos con las cosas pequeñas y cotidianas de la vida, ahora está trabajando por el sur y estoy seguro que está poniéndole el punche que siempre le pone a las cosas y proyectos en los cuales se compromete.

La malgeniada Sherly aunque en realidad, eso es lo que piensa la gente que no la conoce, en verdad es un amor de persona y nunca vi a alguien tan preocupada por el bienestar de los detenidos (como nota aparte debo decir que sus fiestas de cumpleaños son un verdadero acontecimiento que voy a recordar siempre). Ahora es madre de unos hermosos bebes y ya no nos vemos en parte porque me da una flojera tremenda ir tan lejos a visitarla, espero poder verla de nuevo algún día.

Lisseth bueno lisseth este…. emmm… si era buena amiga jajajaja

Cuando pienso en Katiuska siento que me faltó conocerla mejor; no tuvimos mucha interacción y no duró mucho en el turno, las pocas veces que hablé con ella me parecía una chica tranquila y cuando se fue sentí que había perdido a una persona interesante que no me permití conocer más, espero este bien.

Karina era la mujer que ponía la calma en los momentos de locura. Momentos en los cuales había trabajo duro y si le sumábamos el hecho de tener que lidiar con las personalidades anteriormente mencionadas el trabajo se hacía más duro aun.  Era una persona sensata por sobre todo, además de salir siempre con los mejores chistes de doble sentido que puedas imaginar, la “Señora Karina” como le decíamos en joda, siempre asentía con una gran sonrisa sin molestarse.  Ahora está trabajando por lugares más alejados pero siempre la recordaré así.

Y así, de golpe llegó Sonia, y así de repente nos dimos cuenta que compartíamos algunas aficiones como la lectura, el cine y el hecho de que nos gustaba conversar, conversar y conversar, por cosas como esas me agradaba quedarme un par de horas de mi salida solo por el hecho de tenerla de compañía.  Al poco tiempo se fue, pero nos cruzábamos de vez en cuando, tuvo algunas complicaciones de las cuales me enteré después, pero termine siendo yo, y me alejé como me alejo de las cosas y personas que importan y me quedó un muy mal sabor de boca y el sentimiento de que fui una muy mala persona con ella, hace tiempo no la veo aunque creo que ahora está muy feliz y eso me alegra mucho.

Finalmente tengo que mencionar a Gianina, la última pero no por eso la menos importante, llegó en los últimos meses del turno con un soplo de aire fresco, vitalidad y humor que me agradó mucho, además de ser una cinéfila empedernida como yo, por momentos mandona, por momentos tierna , por momentos frágil, por momentos contradictoria trajo con ella su propio mundo de situaciones y así como las demás, me dejo conocer un poquito de ella aunque la mayoría las deduje, es curioso como en tan poco tiempo una persona puede llegar a ser tan importante  y como así de fácil una persona como yo puede simplemente alejarse y no porque no me agrade ni me moleste, ni porque me haya dejado de preocupar solo simplemente porque así es mi terrible forma de ser yo.

Y ahora, a pesar de que a la mayoría no las veo y que nos separan las distancias tanto geográfica como ideológica quiero que sepan con éste breve mensaje que las recuerdo, que ocupan un sitio importante en los acontecimientos de mi vida y que me enseñaron nuevas formas de querer y por sobre todo espero de verdad que me permita el tiempo decirle a todas y cada una: cuanto las quiero antes que me olvide o antes que ellas me olviden.

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en marzo 24, 2015 en Uncategorized

 

2 Respuestas a “Las quiero como amigas (si claro jajaja)

  1. MinPao

    abril 9, 2015 at 8:48 pm

    Sigo insistiendo no me gusta la palabra “incansable” XD
    Dejando eso de lado, buen post

     
  2. azrael26

    mayo 26, 2015 at 8:58 pm

    Gracias por el comentario y bueno Sofia es incansable, es la palabra que mas la identifica en serio

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: